cabecera nosotros

Como hemos comentado en anteriores publicaciones, la conducta verbal es aquélla cuyo reforzamiento está mediado por otra persona (Skinner, 1957). La enseñanza de repertorios verbales es vital para proporcionar un desarollo independiente y, por ello, es uno de nuestros principales objetivos de intervención. 

Existen seis operantes verbales elementales: ecoicas, mandos, tactos, intraverbales, autoclíticos y respuesta textual (Greer y Ross, 2014). 

Ecoicas 

Esta operante consiste en una correspondencia oír-decir, por lo que tiene una semejanza topográfica (similitud punto a punto) y formal (misma modalidad sensorial) con el estímulo verbal que la controla. Por ejemplo: 

- Profesor: "MA". 

- Alumno: "MA". 

Antes de la ensañanza de ecoicas, se debería comprobar la presencia de parroting. El parroting es una etapa temprana del desarrollo de los niños en la que éstos producen vocalizaciones que se refuerzan automáticamente y que son sonidos del contexto que le rodea. Estas vocalizaciones no son imitaciones, sino simplemente sonidos vocales. Esta etapa del desarrollo infantil precede a la función ecoica, pero si el parroting no se observa, existen procedimientos para inducirlo como el procedimiento de emparejamiento estímulo-estímulo (Sundberg, 1996).

magazin baby baby entwicklung sinnesentwicklung entdeckungsdrang und fremdelphase

(...) obtener el parroting como un reforzador automático hace posible el desarrollo de verdaderas ecoicas. La emisión de la respuesta de parroting podría ser un paso crucial para el desarrollo de las respuestas ecoicas y puede ser una operante verbal temprana de orden superior (Traducción de Greer y Keohane, 2009). 

Posteriormente, el desarrollo de la función ecoica permite que el niño aprenda la capacidad para repetir los sonidos de otras personas (maestros, padres, etc.) y además supone la base para el aprendizaje de otras operantes verbales, como los tactos y los mandos. 

La ecoica se diferencia de la imitación porque se produce una igualación con el estímulo auditivo emitido por otra persona, y no el movimiento de la musculatura no observable que se usa para producir el habla. Es decir, el alumno repite el sonido que ha escuchado y no el movimiento de la lengua, los labios o el aire expulsado para articular el sonido. Por otra parte, la ecoica se diferencia del parroting en que tiene el potencial para poder ser reforzada posterioremente como tacto o mando por la persona que escucha. 

 


Referencias bibliográficas: 

 

Cooper, J.O, Heron, T.E. y Heward, H.L. (2014). Applied behavior analysis. Pearson New International Edition. 

Greer, R. Douglas y Keohane, Dolleen-Day. (2009). The evolution of verbal behavior in children. The Journal of Speech and Language Pathology - Applied Behavior Analysis, Vol.4, No. 1, 10-39.

Greer, R. Douglas y Ross, Denise E. (2014). Análisis de la conducta verbal: Cómo inducir y expandir las capacidades verbales en niños con retrasos en el lenguaje. Grupo 5. 

Skinner, B.F. (1957, traducción 1981). Conducta verbal. Editorial Trillas. 

Sundberg, Mark L., Michael, J., Partington James, W. y Sundberg, Cindy A. (1996), The Role of Automatic Reinforcement in Early Language Acquisition. The Analysis of Verbal Behavior, 13, 21-37.