cabecera nosotros

En Análisis de Conducta, el término conducta verbal (Skinner, 1957) hace referencia a "toda conducta cuyo reforzamiento es mediado por otra persona"; una perspectiva funcional del lenguaje. 


 Una niña tiene hambre y le dice a su padre <<Dame chocolate>> y el padre se lo da. 

Un niño ve un tren y dice <<Tren>> y la maestra le contesta <<Sí, es un tren. ¡Qué campeón!>>


 

El desarrollo de la conducta verbal es uno de los principales objetivos de enseñanza en nuestro trabajo diario con los niños. La conducta verbal puede ser vocal (hablar) o no vocal (gestual, como el lenguaje de signos; pictórica, como los pictogramas; o producida electrónicamente por algún dispositivo, por ejemplo). 

Douglas Greer y Denise Ross destacan la siguiente cita en su libro Análisis de la conducta verbal (2014): 

(...) tanto las funciones de hablante como de escucha, son pasos clave hacia la adquisición de uno de los objetivos más importantes en la educación: la independencia.

Hay una evolución de la capacidad verbal a lo largo del desarrollo cuando se establecen las condiciones necesarias. Los niños con repertorio de escucha tienen un grado de independencia, ya que pueden seguir instrucciones (por ejemplo: ven aquí, siéntate, come, etc.). Esto les permite desarrollar habilidades para entrar en contacto con su comunidad y comenzar a establecer una relación de interdependencia con las personas de su entorno. 

 

Por otro lado, el repertorio de hablante implica otro importante paso en el desarrollo de la conducta verbal. Un niño con repertorio de hablante puede controlar su ambiente. Por ejemplo, ahora puede pedir las cosas que quiere (<<Dame chocolate>>). Este repertorio le permite seguir formando parte de su entorno y poder comunicarse con los demás. 

En niños de desarrollo típico las capacidades verbales se adquieren por las experiencias con las personas de su contexto (por ejemplo, sus padres y profesores). Aunque se observen dificultades en el desarrollo de la conducta verbal en algunos niños, esto no implica que los repertorios no puedan desarrollarse nunca, sino que habría que enseñar estas habilidades y crear las condiciones apropiadas para su aprendizaje. Así, el desarrollo de las capacidades verbales permitirá un funcionamiento cada vez más independiente y adquirir conductas más complejas. 

(...) la conducta verbal juega un papel principal en la mayoría de las principales áreas de la vida de una persona, y en las leyes, convenciones, archivos y actividades de una sociedad (Cooper, J.O, Heron, T.E. y Heward, H.L., 2014). 

 


 Referencias bibliográficas: 

Cooper, J.O, Heron, T.E. y Heward, H.L. (2014). Applied behavior analysis. Pearson New International Edition. 

Greer, R. Douglas y Ross, Denise E. (2014). Análisis de la conducta verbal: Cómo inducir y expandir las capacidades verbales en niños con retrasos en el lenguaje. Grupo 5. 

Skinner, B.F. (1957, traducción 1981). Conducta verbal. Editorial Trillas.