cabecera nosotros

En nuestra anterior publicación sobre operantes verbales os explicamos las ecoicas. Hoy continuamos nuestro bloque de conducta verbal para hablar de otra operante elemental: el mando. 

Para conocer o identificar cualquier tipo de operante verbal, necesitamos conocer las clases de variables de las cuales la respuesta es función (Skinner, 1957). 

Como hemos comentado en anteriores publicaciones, la conducta verbal es aquélla cuyo reforzamiento está mediado por otra persona (Skinner, 1957). La enseñanza de repertorios verbales es vital para proporcionar un desarollo independiente y, por ello, es uno de nuestros principales objetivos de intervención. 

Existen seis operantes verbales elementales: ecoicas, mandos, tactos, intraverbales, autoclíticos y respuesta textual (Greer y Ross, 2014). 

Atender es responder diferencialmente a una parte de todo el ambiente (Pérez, Gutiérrez, García y Bujedo, 2005). 

Para poder enseñar a nuestros niños necesitamos establecer las condiciones necesarias. Por ello, uno de los primeros objetivos en la programación es aprender a responder a instrucciones simples. Por ejemplo, el terapeuta dice <<siéntate>> y el niño se sienta. El alumno aprendería una correspondencia entre lo que el adulto dice y lo que él hace. 

En Análisis de Conducta, el término conducta verbal (Skinner, 1957) hace referencia a "toda conducta cuyo reforzamiento es mediado por otra persona"; una perspectiva funcional del lenguaje. 


 Una niña tiene hambre y le dice a su padre <<Dame chocolate>> y el padre se lo da. 

Un niño ve un tren y dice <<Tren>> y la maestra le contesta <<Sí, es un tren. ¡Qué campeón!>>


 

El desarrollo de la conducta verbal es uno de los principales objetivos de enseñanza en nuestro trabajo diario con los niños. La conducta verbal puede ser vocal (hablar) o no vocal (gestual, como el lenguaje de signos; pictórica, como los pictogramas; o producida electrónicamente por algún dispositivo, por ejemplo). 

Douglas Greer y Denise Ross destacan la siguiente cita en su libro Análisis de la conducta verbal (2014): 

(...) tanto las funciones de hablante como de escucha, son pasos clave hacia la adquisición de uno de los objetivos más importantes en la educación: la independencia.